ITF Futures, vivero de futuras estrellas

ITF Futures, vivero de futuras estrellas

Torneos ITF Futures

Hace un par de semanas tuve la suerte de asistir al ITF femenino de Benicarló dotado con 10.000 dólares. Este tipo de torneos son los que dan acceso al ranquin WTA, siendo éste, el primer eslabón del tenis profesional.

En estos torneos suelen participar los jugadores más jóvenes que tienen el deseo de convertirse en tenistas profesionales, así como aquellos tenistas que, debido a una lesión u otra circunstancia, necesitan recuperar el nivel y sobre todo el ranquin que tenían con anterioridad.

Tengo que confesar que me sorprendió el nivel de juego. Sin duda, el tenis femenino ha evolucionado en estos últimos años muy rápidamente. Las mujeres juegan cada vez más rápido y parece que han pasado a la historia aquellos larguísimos partidos llenos de globos que parecían no iban a acabar nunca- dicho esto con todo el respeto- todo vale si la pelota pasa por encima de la red.

 CT Benicarló

Otro hecho que me sorprendió y no gratamente, fue la presencia de apostadores en prácticamente todos los partidos. La verdad no esperaba encontrármelos.

No me gustan las apuestas y soy contrario a su existencia sobre todo en el deporte, aunque también es cierto que son inevitables. No sé si su presencia puede adulterar de algún modo la competición, ya que es mucho, el dinero que se apuesta y poco, el que los tenistas ganan en estos torneos, pero ya hablaremos de esto otro día.

La organización me pareció más que correcta, y aprovecho estas líneas para enviar mi felicitación. Lástima que la asistencia de público no fue muy numerosa.

Organizar un ITF Future

Aunque no lo parezca, la organización de este tipo de torneos lleva aparejado una ingente cantidad de trabajo, dolores de cabeza, negociaciones, etc. y a veces, es poca o nula la recompensa y el reconocimiento de la labor realizada.

Para organizar un torneo de estas características hay que empezar a trabajar prácticamente un año antes y tener en cuenta muchos aspectos; alojamiento, transporte, pistas, jueces árbitros, pelotas, aguas, fisioterapeutas, patrocinadores, pisteros, jueces de línea, control de pistas, personal de mantenimiento, restauración, publicidad, y un largo etcétera; Desconozco si un torneo de este tipo es rentable o no, yo lo dudo, aunque seguro que los patrocinadores ayudan y mucho a cuadrar los números.

prueba de dobles en el ITF Benicarló

Por otro lado, no sé si los jugadores, en general, valoran el esfuerzo que estas personas y clubes realizan y que gracias a su trabajo les permite poder participar en estos torneos. Habría que poner en valor la gran cantidad de torneos ITF que se desarrollan en España durante todo el año. Es cierto que el Mutua Madrid y el Conde de Godó son el centro del foco mediático (es también una suerte contar con dos torneos de tan alto nivel), pero es, precisamente la existencia de tantos torneos ITF masculinos y femeninos los que han contribuido a que, durante tantos años, hayan emergido tantos y tantos tenistas profesionales en nuestro país. Sin su existencia seguro que no lo hubieran tenido tan “fácil”.

Gracias al CT Benicarló por su hospitalidad, y gracias a todos los clubes modestos que con su esfuerzo y el amor por el tenis de unos cuantos “locos” ayudan a que nuestros hijos/as puedan cumplir su sueño; el sueño de ser tenistas profesionales.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies